sábado, 30 de septiembre de 2017

CATALUÑA VOTA REFERÉNDUM DE SECESIÓN

La convocatoria fue declarada ilegal por el gobierno español mientras que en la Generalitat hay pugnas internas 
por la independencia catalana.

Mundo – Más de 5,3 millones de catalanes están llamados a votar este domingo en un referéndum de secesión que fue declarado ilegal por España y que quedó en manos de militantes independentistas que mantienen ocupados decenas de centros de votación y podrían "tomar" otros espacios para que la Policía no impida la consulta.

Lo que pase finalmente con el referéndum del 1 de octubre dependerá del rumbo que tomen los acontecimientos durante las horas previas al comienzo de la jornada electoral, cuando los agentes de la policía catalana tienen que haber desalojado la gran mayoría de los puntos de votación, cumpliendo órdenes de la Justicia.

El referéndum catalán abrió la mayor crisis política e institucional de la historia reciente de la democracia en España.

Pugna interna

El gobierno catalán (Generalitat) debería declarar la independencia, en cumplimiento de su nueva ley, si este domingo se celebra el referéndum, pero si considera que no se ha podido realizar -debido a la acción de la policía- se abrirá una pugna interna.

Nadie duda de la victoria del "sí" en caso de que se pueda celebrar la consulta suspendida por la justicia, pues los contrarios a la independencia han llamado a no votar para no legitimar un referéndum ilegal y "de parte".

La ley catalana del referéndum aprobada el pasado día 6 gracias a la mayoría independentista prevé que en 48 horas el parlamento catalán proclame la independencia, tras la victoria del "sí".

Pero dentro del partido gobernante, el PDeCAT, hay dirigentes que se oponen a declarar la independencia, y el propio presidente catalán, Carles Puigdemont, no garantiza que lo hará.

Si el gobierno catalán considera que la consulta no se ha podido celebrar de forma normal debido a la acción de la policía, surge la pugna entre los partidos que forman el gobierno catalán.

El PDeCAT se opone a aprobar una declaración unilateral de independencia (DUI) en caso de que el referéndum resulte fallido.

Consultado sobre la aprobación de una DUI, Puigdemont respondió que se deberá buscar "una agenda política para aplicar los resultados" que sea "razonable, realista y efectiva".

En cambio, su socio en el gobierno, Esquerra republicana de Catalunya (ERC), y el partido anticapitalista CUP, que le da el apoyo necesario para gobernar, apuestan por proclamar la independencia.

"Si una violencia extrema del Estado imposibilita físicamente el referéndum en la mayor parte del territorio, proclamaremos la República catalana", dijo hoy el diputado Carles Riera, en un encuentro con corresponsales, ANSA entre ellos.

Dentro del PDeCAT también hay dirigentes que apuestan por sentarse a negociar con Madrid una mejora en la financiación de Cataluña y un mejor encaje de la región en la Constitución, y también un referéndum pactado.

La CUP se opone a cualquier tipo de negociación: "Para prevenir esa tentación, está la CUP", señaló Riera, que considera que "sería una traición al movimiento popular".

La CUP ha convocado para el 3 de octubre una huelga en Cataluña -que no cuenta con el apoyo del PDeCAT ni de los sindicatos mayoritarios- "para defender la proclamación de la República catalana".

Puigdemont también tiene otra posibilidad: disolver el parlamento catalán y convocar elecciones autonómicas anticipadas, opción que le pide el gobierno español.

Informe: Télam y ANSA

0 comentarios :

Publicar un comentario