viernes, 3 de marzo de 2017

CASO LEDO / PROCESAN A MILANI

Es por el delito de encubrimiento y falsedad ideológica en la causa que investiga la desaparición del conscripto riojano.

César Milani
Judiciales - El ex jefe del Ejército del kirchnerismo, César Milani, recibió un nuevo revés judicial vinculado a su presunta participación en delitos de lesa humanidad durante la última dictadura. El juez federal número 2 de Tucumán, Fernando Poviña, lo procesó sin prisión preventiva en la causa que investiga la desaparición del conscripto riojano Alberto Ledo, ocurrida en 1976 en esta provincia.

El magistrado consideró que existen pruebas suficientes para procesar a Milani por el delito de encubrimiento en concurso ideal con falsedad ideológica. Además, Poviña le trabó al ex mando militar durante el gobierno de Cristina Kirchner un embargo por $ 200.000 y le prohibió la salida del país a los efectos de garantizar la prosecución de la acción penal en su contra.

Esta es la segunda mala noticia que recibe Milani desde la Justicia en las últimas horas, ya que la fiscal federal Virginia De Miguel Carmona, que impulsa la causa por violaciones a los derechos humanos por la que el ex jefe del Ejército quedó detenido en La Rioja hace dos semanas, le sumó la imputación del delito de asociación ilícita.

En la sentencia dada a conocer este viernes, que consta de 90 páginas, el juez Poviña rechazó el planteo que había presentado la defensa de Milani el pasado 15 de febrero, cuando éste se presentó a declarar en Tucumán, en el que solicitaba la incorporación de pruebas y la citación de nuevos testigos en la causa.

En su defensa, Milani aseguró que nunca conoció personalmente a Ledo, dijo que son falsos los relatos de los testigos que lo implicaron en la causa y negó haber firmado un acta en la que se hizo figurar al soldado riojano como desertor con la presunta intención de encubrir su secuestro y posterior asesinato. Además, al declarar ante el juez, el ex jefe del Ejército había afirmado que cuando ocurrió el hecho, en 1976, no formaba parte del área de Inteligencia del Ejército, debido a que era subteniente y ese rango era inferior al requerido para esas funciones.

En su fallo, el juez Poviña advirtió que "el imputado como funcionario público, no obstante encontrarse obligado a denunciar por ley, omitió promover la persecución y represión de los delitos de acción pública cometidos en perjuicio de Ledo; y respecto de los cuales tuvo conocimiento en oportunidad del ejercicio de sus funciones".

La causa

El soldado Ledo, quien era estudiante de Historia y militaba en la juventud de la agrupación Montoneros, desapareció el 17 de junio de 1976, cuando tenía 20 años y cumplía el servicio militar junto al Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, que estaba desplegado en Tucumán. La última vez que lo vieron, Ledo había salido a realizar una recorrida en la localidad de Monteros junto con el entonces capitán Esteban Sanguinetti, quien fue procesado como presunto autor del secuestro y crimen del soldado.

Milani fue el encargado de realizar y firmar un acta en la que se hizo constar la supuesta deserción de Ledo, cuando en realidad, según el fiscal de la causa, Carlos Brito, se trató de una desaparición forzada seguida de asesinato. Varias investigaciones sobre los crímenes de la última dictadura determinaron que la figura de la "deserción" fue utilizada por los militares como cortina para la desaparición de más de 190 soldados en todo el país.

En este sentido, el juez Poviña sostuvo que no "debe pasar inadvertido que si bien Milani en aquel momento tenía un cargo bajo dentro del escalafón militar, lo cierto es que a esa altura de las circunstancias (pasados tres meses del golpe de Estado y en la zona en que se encontraba) era altamente improbable que desconozca la metodología de desaparición de ciudadanos".

Informe: LN

0 comentarios :

Publicar un comentario