domingo, 29 de enero de 2017

Justicia paraliza veto de Trump a inmigrantes musulmanes

En un duro revés judicial, dos jueces frenaron el decreto presidencial y lo consideraron “un atropello” a derechos constitucionales.

Donald Trump, tras firmar el polémico decreto que la
Justicia norteamericana declaró ilegal.
Mundo - A sólo diez días de haber asumido como presidente, la justicia norteamericana le sale al cruce a Donald Trump.

Contra a lo que decía su decreto presidencial contra el ingreso de musulmanes, dos tribunales dieron paso libre a quienes hayan llegado en el día de hoy con un visado válido.

La decisión, que parece sólo el primer capítulo de lo que se proyecta como una larga batalla judicial, fue adoptada casi en forma simultánea por dos jueces. Uno en Nueva York y otro en Virginia.

Ambos lo hicieron ante presentaciones de abogados de entidades defensoras de los Derechos Humanos que, desde temprano, vienen batallando contra lo que consideran un atropello presidencial contra el derecho constitucional.

Las dos decisiones, que significan un fuerte quiebre en la pretensión de la Casa Blanca, se conocieron apenas poco después de que Trump dijera a periodistas que su decreto estaba marchando "perfectamente bien" en todos los aeropuertos.

"Ustedes lo han visto, todo funciona muy bien", dijo el magnate. Los periodistas lo consultaron justamente porque, ya, para entonces, había protestas y caos en aeropuertos del país y del extranjero.

Con su declaración de que "todo iba bien", Trump dio, una vez más, su propia versión de los hechos.

Lo que se conoce es que la jueza Ann Donnelly, de Nueva York, paralizó las deportaciones de los ciudadanos que se encontraban detenidos en estaciones aéreas por efecto del decreto de Trump.

Caso al mismo tiempo se conoció otra disposición similar de un magistrado de Virginia, que dispuso el acceso de ciudadanos que tuvieran derecho de residencia. Esto es, que estuvieran en posesión de una "Green Card", tal como se conoce a la tarjeta que reconoce ese derecho.

Se trata de un serio revés judicial para el presidente que viene gobernando a golpe de decreto y que asegura que "puede hacerlo todo solo", como sostuvo ante legisladores republicanos.

No se sabe qué estrategia seguirá la Casa Blanca en las próximas horas.

Legisladores republicanos admitieron seria preocupación al conocer que el decreto presidencial pasaba por encima, incluso, del derecho de ciudadanos que tienen garantizada la residencia legal en los Estados Unidos.

"Eso es inaudito", dijeron.

El giro judicial se produce apenas en el primer día de entrada en vigor del decreto por el cual Trump dispuso limitar temporalmente la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Se trata de Irán, Irak, Libia, Sudán, Somalía, Siria y Yemen.

Informe: LN y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada