miércoles, 7 de diciembre de 2016

Dura derrota oficial por el Impuesto a las Ganancias

La oposición impuso un proyecto alternativo rechazando 
la iniciativa del Poder Ejecutivo. La pelea en el Senado.

Nacionales - La oposición en la Cámara de Diputados le propinó este martes al Gobierno una dura derrota política al imponer un proyecto alternativo de reforma del impuesto a las Ganancias, que fue aprobado con 140 votos afirmativos, 86 negativos y 7 abstenciones.

El Frente para la Victoria, el massismo y el bloque Justicialista se unieron para rechazar en primer lugar la iniciativa del Poder Ejecutivo, y luego avanzar con el texto consensuado durante la jornada tras arduas negociaciones.

Cambiemos no tuvo número suficiente para frenar la embestida opositora y se resignó a ver fracasar su proyecto, aunque el destino de la ley quedó ahora en manos del Senado, en medio de denuncias cruzadas por supuestos aprietes del Gobierno a gobernadores.

Ganancias se convirtió así en el segundo traspié legislativo de la gestión de Mauricio Macri, luego de la sanción de la ley antidespidos, que también aglutinó a todo el arco opositor, más allá de que después fue vetada.

Tras intensas conversaciones en despachos y pasillos, los bloques peronistas pactaron un mínimo no imponible de 33.500 pesos brutos para trabajadores solteros, y de 44.000 pesos brutos para casados con dos hijos.

Además, entre otros puntos salientes, acordaron obligar a los futuros jueces a pagar Ganancias y fijar gravámenes para el juego y la renta financiera, a la vez que restituyeron las retenciones para las compañías mineras.

Los autores de la iniciativa vencedora fueron el exministro de Economía Axel Kicillof; el economista del Frente Renovador Marco Lavagna; y el jefe del bloque Justicialista, Oscar Romero, quienes dieron el anuncio en conferencia de prensa mientras Diputados debatía la Emergencia Social.

Al acuerdo se sumaron el Partido Socialista y Libres del Sur, referenciados en Alicia Ciciliani y Victoria Donda, además del Movimiento Evita, liderado por Leonardo Grosso.

Cuando el debate por Ganancias llevaba menos de tres horas, la jefa del bloque massista, Graciela Camaño, pidió una moción de orden para cerrar el debate y someter los proyectos a votación, lo que despertó un furioso cruce con la macrista Silvia Lospennato.

“¡No les alcanza con perder las elecciones, siguen siendo tiranos! Si tenemos que perder la votación la perderemos, pero queremos dar nuestros argumentos”, bramó Lospennato, de habitual perfil bajo.

La legisladora la emprendió contra el kirchnerismo: “No fueron capaces de mover en 12 años el mínimo no imponible, le cobraron impuesto a los pobres con la inflación y a los trabajadores con Ganancias, y ahora quieren hacer un agujero fiscal”, denunció.

También cargó contra el Frente Renovador y lamentó que hasta este momento “era una oposición que ayudaba a gobernar”.

Camaño le respondió con una dura acusación, al advertir que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, “llamó a gobernadores” para intentar “quebrar su voluntad”. “Si vamos a hablar de las nuevas prácticas políticas, a estas mismas prácticas las he visto en muchas otras oportunidades”, apuntó.

Terminada esa discusión, la oposición consiguió cerrar el debate con 148 votos y el presidente del Cuerpo, Emilio Monzó, debió poner a consideración el dictamen de mayoría, que recibió 144 votos en contra y solo 88 a favor.

Durante el debate, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Pro) defendió la iniciativa del Poder Ejecutivo y acusó a sus pares de la oposición de ser “los artífices de una reforma regresiva”.

“Se quieren llevar por delante al Gobierno nacional y a las provincias con una reforma que no hicieron en 12 años”, enfatizó Laspina entre aplausos del interbloque oficialista, al pedir un “debate racional” del tema.

Por su parte, Kicillof le enrostró a Cambiemos la promesa de campaña incumplida de Macri sobre la eliminación de Ganancias.

“Hemos demostrado que cuando las medidas del Gobierno no son favorables al sector que representamos, podemos defender todos juntos los derechos de los trabajadores, de las provincias y del pueblo argentino”, subrayó el diputado.

Además, garantizó que con el proyecto acordado con el resto de los bloques opositores “el impuesto a las Ganancias va a alcanzar al 10% que más gana”, por lo que a su vez “va a reactivar el consumo” en la clase media.

El referente económico del massismo, Marco Lavagna, rechazó que la oposición sea “irresponsable”. “Hemos llegado a una modificación que es progresiva, responsable desde el punto de vista fiscal y con una lógica de cuántos son los trabajadores que deben pagar Ganancias”.

“No puede ser que los jubilados que están ganando un poco por arriba de la mínima tengan que pagar Ganancias”, dijo, al mencionar que la propuesta acordada exime del tributo a las jubilaciones hasta 60.000 pesos.

Lavagna remarcó: “Traemos un alivio fiscal muy considerable para la clase media trabajadora, que va a volcar estos recursos al consumo”.

En tanto, la socialista Alicia Ciciliani destacó: “Aportamos al consenso después de un año con el 43% de inflación donde los trabajadores argentinos aportaron el 10% de sus salarios pagando el impuesto inflacionario”.

“No queremos que a partir del 1ro de diciembre una directora de escuela pague Ganancias y un especulador financiero no”, afirmó la diputada, y además aseguró que “con la escala de Ganancias del proyecto oficial se beneficia a los sectores de altos ingresos”.

El jefe del bloque Justicialista, Oscar Romero, salió al cruce de las críticas de Laspina. “No voy a aceptar que nos digan que nos queremos llevar puesto al Gobierno. Cuando les dimos una mano en los momentos más complicados hablaban de gobernabilidad; hoy que estamos planteando una alternativa política para los trabajadores”, observó.

Para el legislador, “esto no es una cuestión de números, no es una cuestión de apriete, de si llamo a un gobernador o no lo llamo, si pongo el culo en la silla o no pongo el culo en la silla: venimos a hablar de una realidad que aqueja a los trabajadores”.

Ahora será el turno del Senado, donde será determinante la postura que adopte el bloque del FpV-PJ, que conduce Miguel Pichetto, quien este martes recibió a los referentes de la oposición, aunque aún no garantizó la aprobación del proyecto.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada