miércoles, 30 de noviembre de 2016

Ratifican autoridades en Diputados

Emilio Monzó fue confirmado como presidente y José Luis Gioja, Patricia Giménez y Felipe Solá quedaron 
como vicepresidentes.

Emilio Monzó agradeció su ratificación como titular de
la Cámara de Diputados de la Nación.
Nacionales - Se realizó este miércoles la sesión preparatoria en la que se ratificaron para 2017 las autoridades de la Cámara de Diputados de la Nación. Así, Emilio Monzó fue confirmado como presidente del Cuerpo, en tanto que las vicepresidencias quedaron a cargo por un año más José Luis Gioja (FpV-PJ), Patricia Giménez (UCR) y Felipe Solá (Federal Unidos por una Nueva Argentina), en ese orden.

Las autoridades fueron aprobadas con los votos de todos sus pares, con la excepción de los cuatro diputados de la izquierda, que argumentaron al abstenerse la decisión de mantener su tradicional postura.

Con la presencia de 198 diputados, la sesión se inició a las 11.58 y concluyó poco más de una hora y media después. Fue designada para presidir todo el primer tramo, como corresponde por ser la legisladora de más edad, la santiagueña Mirta Pastoriza.

Ya puestos a proponer a Emilio Monzó para presidir el cuerpo un año más, el titular del interbloque Cambiemos, Mario Negri, recordó el recambio de Gobierno registrado hace un año, y en ese marco evocó cuando entonces eligieron “de entre nosotros a una persona que pudiese presidir este cuerpo y que pudiese reunir condiciones no solo personales, sino también virtudes para presidir este cuerpo”. Valoró del elegido su capacidad para conseguir consensos y garantizar “pluralidad de voces”, como así también “abrir espacios para quienes no siendo Gobierno y Ejecutivo, pudiesen lograr convertir en ley sus propuestas”.

“Tuvimos la suerte de encontrarlo, con sus errores y sus aciertos”, señaló en referencia a Emilio Monzó, del que destacó haber “honrado la palabra”, y haber puesto muchas veces como prioridad el silencio para lograr el consenso en esa Cámara. “Estamos ampliamente satisfechos”, destacó, como así también remarcó “la pluralidad democrática, el principio de la tolerancia, la no pérdida de las convicciones, jerarquizar la política… Por eso expreso la tranquilidad colectiva nuestra, de que en la persona de Emilio Monzó seguiremos teniendo un Congreso con luces encendidas, micrófonos abiertos y la posibilidad de seguir escuchando la sociedad”.

A continuación, el titular del bloque FpV-PJ, Héctor Recalde, coincidió en que “tenemos todos que defender la institucionalidad, la pluralidad de opiniones”, y admitió que se funcionó “con todas las disidencias que tuvimos, más o menos normalmente”. Además de proponer también como presidente a Monzó, postuló a José Luis Gioja como vicepresidente 1°.

Por el massismo Graciela Camaño se alineó en la propuesta de Emilio Monzó para presidir la Cámara y tras señalar que “uno tiene algunos años en la Cámara”, destacó que es habitual que cuando se elija a un titular del Cuerpo haya elogios para esa persona, pero resaltó que “no hemos tenido un presidente de Cámara en muchos años que tuviera esa enorme paciencia y bonhomía en el manejo parlamentario”. Destacó su flexibilidad en el manejo de la Cámara, que “nos permite expresarnos a todos”, y consideró “muy valorable” esa actitud, como así también “tener una mirada política de este dirigente”, porque habitualmente se supone que “quien preside la Cámara lo hace para el Gobierno. Y en realidad tiene que tener una pluralidad muy grande para hacerlo para todos”. En ese aspecto también rescató la figura de Monzó, porque “ha demostrado que no está dispuesto a renunciar a la política, y para mí es muy importante. Por eso nuestro bloque va a acompañar”.

Pero también anticipó que quería hacer también un par de críticas. En este punto cuestionó el funcionamiento en ordinarias de la Cámara y dijo esperar que para el próximo año se puedan tener “más debate” y que hubiera menos sesiones especiales. Fundamentalmente atendiendo que el primer año “tiene que haber un compromiso republicano, de no obstrucción, que más allá de alguna crítica que se escucha desde los fondos, es una cuestión que apela a nuestra responsabilidad política. Hay que ser conscientes cuando uno se para frente a un Gobierno saber cuál es la responsabilidad republicana que hay que tener ante un Gobierno”. Y en ese sentido deslizó una nueva y enfática crítica a los que no advierten esa situación. Sin nombrarla, hablaba de Elisa Carrió, y cuestionó así cuando “desde el oficialismo se habla de la República, creyendo que se es la República”. En el mismo sentido advirtió que “no vamos a seguir permitiendo que alguien se arrogue por la fama mediática la representación de este cuerpo; acá estamos todos y trabajamos todos, con muchas ganas de honrar estas bancas”.

Para concluir, dijo acompañar “entusiastamente” al elegido para presidir el Cuerpo, por su forma de hacer política y dijo esperar que “contagie a otros miembros del oficialismo”.

Luego Oscar Romero (bloque Justicialista) dijo acompañar “al compañero diputado y en el caso personal amigo, Emilio Monzó”. Rescató que “éste ha sido un año de mucho trabajo, hemos tenido muchas discusiones, algunas quizá no tan agradables”, y destacó que “Emilio siempre ha tratado de mantener ese fino equilibrio entre ser el representante del oficialismo y tratar de que todos los que estamos aquí podamos plantear nuestras ideas y nuestras diferencias”.

“Para los que pensamos que el diálogo no es un defecto, sino una virtud, reconocemos en Emilio Monzó la virtud del diálogo”, admitió. Consideró que también hay cosas para mejorar, como las ordinarias, y también reclamó que se habiliten las gradas para que el público pueda asistir a las sesiones.

Luego habló Margarita Stolbizer, quien recordó también el cambio de composición del Cuerpo, operada hace un año, y destacó el funcionamiento “más equilibrado” que se dio a partir de entonces en el Congreso. Recordó las dudas que se abrían ante la presencia de un oficialismo sin mayorías, pero rescató que ello “no fue una debilidad”, sino que por el contrario “el equilibrio fue una virtud, y ese ha sido un mérito de quien ejerció la presidencia”. Recordó que el año pasado habían acompañado a Emilio Monzó por el conocimiento que tenían de él, y hoy lo ratifican “apuntando al ejercicio práctico que hemos visto de la presidencia durante todo este año”.

Admitió no obstante que no soslayan reclamos y demandas sobre el funcionamiento de la Cámara, tales como “el abuso de las sesiones especiales”, o bien el “llegar al recinto con los dictámenes recién firmados”. Dijo aspirar entonces a retomar “el camino de la institucionalidad reglamentaria”, pero aclaró que “no hay en nuestro bloque ningún tipo de reclamo en lo político”.

Por el Frente Cívico por Santiago, Cristian Oliva acompañó la moción para que Emilio Monzó continúe al frente de la Cámara, por razones políticas y “por razones particulares”, destacando en ese sentido que el legislador macrista “ejerció la presidencia con un espíritu dialoguista con todos los bloques, y reúne las condiciones políticas por sus antecedentes y cualidades personales”.

Luego habló por el Peronismo para la Victoria Araceli Ferreyra, la primera voz que quiso salir en defensa del kirchnerismo, cuyo papel rescató, como así también el hecho de que hubieran aceptado el resultado electoral del año pasado, con apenas un 2% de diferencia en el balotaje. Rescató de Emilio Monzó que “le ha puesto límites a propios y ajenos”, y puso énfasis en destacar que como oposición “acompañamos como corresponde, sin cortapisas, como nos hicieron a nosotros tantos años”. Pero antes de concluir dio la nota, cuando tras valorar una vez más a Monzó, cuestionó al presidente del bloque ofiicialista, Mario Negri, a quien acusó de maltratar a las mujeres, “todo lo contrario de Emilio Monzó”.

Más tarde, al concluir todos los discursos, Mario Negri pudo retomar la palabra por haber sido aludido, pero aclaró que prefería no contestarle en esta oportunidad. Optó en cambio por la ironía, diciendo que quería dejar constancia de que “yo siempre me he inspirado en las palabras de la diputada Araceli Ferreyra, por su templanza y fundamentalmente su serenidad”, lo que despertó risas, aplausos, y por supuesto gritos desde la bancada FpV.

Darío Giustozzi destacó a su tiempo la particularidad de que el nuevo gobierno asumió sin tener mayorías, y recordó que se planteaba qué apoyo podría llegar a tener esta administración en el Congreso. “Al final se reveló como un gran año desde este espacio institucional, en la búsqueda de resultados, pivoteando sobre el diálogo, sobre la amplitud política, la vocación de profundizar en la discusión honesta de los distintos temas”, señaló, advirtiendo que “eso no fue casual”, y lo atribuyó en gran parte “a Emilio”, a quien dijo conocer desde hace más de 20 años, y lo definió como “una gran persona”. Asimismo destacó que “este anclaje institucional fue lo más fuerte en términos políticos que tuvo el Gobierno nacional”, remarcando que “eso no ha sido ajeno a Emilio Monzó”, y le adjudicó a él gran responsabilidad en la aprobación de tantas leyes a lo largo del presente año.

“Donde hay tanta basura suelta, Emilio Monzó le puso luz a su trabajo”, señaló en otro pasaje, para recordar luego “el apoyo y acompañamiento de distintos bloques de la oposición; eso no se consigue si no hay algo de humanidad”, y remarcó que “eso se consigue cuando hay alguien como Emilio Monzó”. “La calidad política se potencia con la calidad de los dirigentes”, concluyó.

Por la izquierda, Néstor Pitrola dijo seguir la tradición del FIT en cuanto a “abstenernos en la elección de las autoridades”, y ante los aplausos irónicos de sus pares, dijo hacerlo porque “no somos parte del reparto de poder, ni objetiva, ni subjetivamente”, en referencia a que “en el manejo de la Cámara”, por cuando dijo que “no compartimos la agenda” de ese cuerpo. Recordó que lo dijeron a partir del debate sobre el pago a los holdouts, y dijo ver “asomarse a la Argentina a un futuro tormentoso, que está a la vista”.

Por Compromiso Federal, la puntana Berta Arenas se quejó de “un respeto demasiado exagerado a la agenda que viene del Gobierno nacional”, y pidió “que se escuchen las propuestas de los bloques minoritarios”, no obstante lo cual destacó “toda la actitud para mantener la institucionalidad de esta Cámara”.

El diputado Jorge Franco, presidente del bloque del Frente de la Concordia Misionero, rescató también la figura de Emilio Monzó, y admitió que “pudimos ver una Cámara de Diputados donde se debatió, se discutió (…) Podemos cuestionar algunas cosas técnicas, pero este es un cuerpo político; acá se hace política y se habla de política. En ese sentido hemos asistido a un debate a veces enojado, pero respetuoso. Esto pasó porque acá hubo una persona que supo buscar los consensos, ser elástico a la hora de aplicar el reglamento, dar un marco para que acá haya un debate”. “Lo hemos aprendido a conocer y hemos aprendido a respetarlo, por eso va a ser un honor acompañarlo”, concluyó.

A continuación, Carlos Heller acompañó la nominación de Carlos Heller, y sumó también a José Luis Gioja como vicepresidente 1°, del que dijo que “cumplió un rol destacado”. Rescató de Monzó haber demostrado “un equilibrio en el manejo de su función, a veces compleja, pero ha mostrado dones de manejo de momentos a veces conflictivos”.

Myriam Bregman adelantó también su abstención, como “una tradición de la izquierda, sin que eso implique impugnar a la persona del candidato propuesto”. Se quejó luego de que se hubiera caído la sesión prevista para esa tarde, y expresó “la enorme crítica que nos merece este tipo de funcionamiento”.

Brevemente, la diputada Alcira Argumedo dijo coincidir con “algunas de las consideraciones que se hicieron por el presidente Monzó”, y adelantó su voto positivo. Luego Alfredo Olmedo dijo conocer a Monzó desde hace muy poco. “No se de su carrera política, yo me lo encontré en la Cámara; pero realmente se recibió de algo para mí que muy poca gente se recibe: Señor Monzó, usted se recibió de Señor. Usted es un señor en la Cámara y de esa forma transmitió cómo conducir un cuerpo”, señaló, y destacó que hubiera logrado que “se traten los temas urgentes”, pero le pidió que “el año que viene tratemos los temas importantes. Porque una vez que resolvamos lo importante, no va a haber más temas urgentes”.

El puntano Claudio Poggi adhirió a la postulación de Emilio Monzó, y destacó que “esta Cámara ha sido muy bien conducida” por él, en tanto que Ramón Bernabey expresó también su apoyo al manifestarse “contento” por la manera como se trabajó con él a lo largo del año. Asimismo la sanjuanina Graciela Caselles acompañó la designación, destacando su calidez y apoyo a “la diversidad de ideas”, y le deseó éxito en la función.

El diputado Juan Manuel Pereyra, por el bloque Concertación Forja, acompañó la propuesta del oficialismo, como así también la de José Luis Gioja para la vicepresidencia. Rescató la productividad de la Cámara a lo largo del año, y si bien admitió que “hay cosas para hacer, soy optimista en que se puede mejorar, para más participación de la oposición”, pero consideró que “este primer año el diputado Emilio Monzó ha hecho mucho. Y para el próximo le queda para hacer mucho más”.

La diputada María Teresita Villavicencio acompañó también la propuesta, y a continuación Anselmo Martínez cambió el tono amable para expresar que más allá del “año difícil” que se dijo tuvo la Cámara, fundamentalmente “la que tuvo un año difícil fue la gente”, y cuestionó en ese sentido que la Cámara no hubiera atendido esa agenda. Criticó el pago a los fondos buitre y el blanqueo, y luego dijo: “Hemos intentado frenar las consecuencias que esta política de favorecer a un sector privilegiado en desmedro del resto de la oposición, avanzar con leyes tan importantes como la ley antidespidos, y nos hemos encontrado con el autoritarismo (del oficialismo) para interponer el veto”.

“Es en ese marco de enormes diferencias con la política que está llevando adelante el Gobierno nacional y el bloque oficialista, que venimos a expresar, por la capacidad demostrada el apoyo al presidente Emilio Monzó para que pueda seguir al frente otro año, pero sin dejar de mostrar el reclamo por los sectores que nos encomendaron hacer respetar los derechos de los más vulnerables”, señaló, para alertar luego sobre “un futuro cada vez más complicado”.

Alex Ziegler también apoyó a Monzó, destacando la composición “diversa” de la Cámara y admitió en ese sentido que hacer combinar tanta diversidad “no es fácil”, pero reconoció que el elegido para presidir el cuerpo supo hacer bien su trabajo, para llegar a “converger leyes muy importantes, que le han hecho bien a la Argentina”. Por último, aprovechó para salirse del reglamento y decir que “hoy 30 de noviembre conmemoramos el Día del Mate, por eso digo: al gran mate argentino, salud”.

María Inés Villar Molina admitió que el año pasado habían acompañado la designación de Emilio Monzó sin conocerlo, pero hoy, a un año de ver su accionar, rescató de él “la búsqueda de consenso para asegurar la gobernabilidad”, y remarcó que “ha demostrado jerarquía, respeto, pero también la equidad en el trato con los diputados de distritos de poca representatividad. Ha tenido la deferencia de tratarnos a todos por igual, y eso es muy importante, así que eso es lo que rescatamos de él y ratificamos nuestra adhesión a su postulación para continuar en la presidencia de la Cámara de Diputados”.

Sin presidir ningún bloque, el camporista Martín Doñate habló también para ratificar la posición del bloque FpV-PJ en adherir al apoyo a ratificar las autoridades, pero fundamentalmente para expresar su preocupación por la suspensión de la sesión prevista para este miércoles. “Por eso quiero pedirle al oficialismo que intercedan para que en las extraordinarias se incorporen a ese temario a la sesión que acaba sorprendentemente de suspenderse”, señaló.

A continuación, Emilio Monzó fue consagrado para seguir ejerciendo la presidencia un año más, y volvió a ocupar entonces su lugar al frente del Cuerpo. Agradeció desde allí las palabras vertidas por “casi todos los diputados nacionales, que me generan más responsabilidad”, y agradeció también las críticas.

“He escuchado atentamente esa parte, especialmente de gente que tiene mucha experiencia y que está buscando mejorar la actividad en esta casa”, advirtió. Agradeció también “a los trabajadores de esta casa”, para los que pidió un aplauso, destacando su tarea, como así también agradeció a los secretarios legislativos, y destacó en esa conformación a que “somos casi todos de diferentes partidos políticos”.

Puso énfasis en resaltar la productividad de la Cámara a lo largo del año, y contó que “hemos compartido, con esta, 20 sesiones, todas muy extensas, ha habido un promedio de 12 horas, con alguna sesión de más de 16. Se han producido debates que constituyen un ejemplo de convivencia en este recinto”.

Tras enumerar la cantidad de proyectos aprobados, 105 de ellos de ley, valoró también la labor de su antecesor, Julián Domínguez.

Señaló que las sesiones son producto del trabajo en comisión, y citó que recibieron 216 integrantes del Poder Ejecutivo y casi 700 representantes de todos los sectores, que “enriquecieron con su presencia el debate”.

“2016 creo que va a pasar a la historia como el año de la tolerancia”, enfatizó.

Reivindicó a la política, “y a ustedes como políticos”. Señaló que “nadie a lo largo del año impidió el funcionamiento del cuerpo, aun pudiendo hacerlo”, y valoró del Gobierno su actitud, por cuanto “era muy consciente de la situación en que se encontraba, que era minoría”.

“Somos la camada 134°, que corresponde a un año de grandes realizaciones”, señaló, y en lo personal hizo extensivo su agradecimiento a todas las bancadas. “Son transversales y multicolores, como lo es esta cámara”, agregó. Y agradeció luego, apartándose del texto que venía leyendo, “a la política; esta cámara funcionó porque hay buenos políticos; la palabra política debe ser valorada”.

Recordó entonces haber observado días pasados una reunión durante la sesión, en la que estaban Axel Kicillof, Diego Bossio, Marco Lavagna, Silvia Lospennato y Luciano Laspina. “Le pedí al fotógrafo registrar esa foto, porque es un poco un alivio, ya que es terminar un poco con las heridas del país”, señaló. Dijo que esos diputados que “no pasan los 40 años, no tienen prejuicios, son el presente que garantiza el futuro”.

“En base a la diversidad mejoran cualitativamente los proyectos de esta cámara”, remarcó, y aseguró que “si no fuera por la política, no hubiera salido ninguna ley a lo largo de estos años”.

Vicepresidentes

A continuación, se eligió al resto de las autoridades. En primer lugar, Héctor Recalde valoró a José Luis Gioja como vicepresidente 1°, y sus “sobrados antecedentes para cumplir esa función”.

Mario Negri adhirió a la moción, destacando la satisfacción como el sanjuanino ejerció el cargo. Asimismo propuso para la vicepresidencia 2° a Patricia Giménez, a quien definió como “una gran legisladora, una gran amiga, que ha desempeñado con calidad ese cargo”.

Graciela Camaño aceptó y acompañó la propuesta del Frente para la Victoria y propuso como vicepresidente 3° a Felipe Solá. “Probablemente no estaba en esa foto”, dijo aludiendo a la imagen de la que minutos antes había hablado Emilio Monzó, citando a un grupo de jóvenes legisladores.

Camaño dijo compartir sus dichos y expresar su confianz por ello, pero rescató que el candidato propuesto para ocupar el último escalón de las vicepresidencias “tiene una vida y un compromiso, una conducta política, su trayectoria ha sido no solamente legislador en esta casa, funcionario público, gobernador, y sin duda Felipe Solá ha dejado una huella muy profunda en el deber ser y el hacer”.

Oscar Romero, presidente del bloque Justicialista, acompañó todas las propuestas, en tanto que Margarita Stolbizer expresó también su apoyo hacia todas las nominaciones, igual que Cristian Oliva, Franco Caviglia y Silvia Horne, quien valoró los dichos del presidente del cuerpo en defensa de la política. Asimismo destacó de José Luis Gioja el diálogo y el consenso expresados a lo largo del año, y aplaudió también la figura de Felipe Solá.

La puntana Berta Arenas también acompañó las designaciones, y mencionó especialmente a Patricia Giménez, y expresó que “para el futuro, cuando se produzca la elección de autoridades, haya allí también paridad de género.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada