lunes, 14 de noviembre de 2016

CRISTINA KIRCHNER PIDE IR A JUICIO ORAL

Es en la causa dólar a futuro donde está procesada por el juez Claudio Bonadio. El magistrado se refirió 
a las amenazas de Esteche y Bonafini.


Judiciales - Carlos Baraldi, abogado de la expresidenta Cristina Kirchner confirmó que pedirá que la causa por el dólar futuro, en la que está acusada por defraudación al Estado, sea elevada "inmediatamente" a juicio oral y público, para poder hacer "una defensa pública de sus políticas".

"Si pensaron que con esto iban a perjudicar a la señora Kirchner, están completamente equivocados", apuntó en alusión al procesamiento dictado por el juez federal Claudio Bonadío y confirmado luego por la Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires.

Beraldi señaló que "desde el primer momento" la exmandataria había manifestado su deseo de ir a juicio oral para defender las políticas de su gobierno, razón por la cual pedirá que la causa se elevada "inmediatamente" a esa instancia.

"Les voy a hacer una infidencia: desde el primer momento ella pidió que fuéramos a juicio oral porque quería hacer una defensa pública de sus políticas. Fue una decisión mía como abogado técnico decirle que no, que agotáramos todas las instancias. Ella no tenía mayores esperanzas porque conoce cómo funciona la Justicia en este momento", dijo el abogado a Radio 10.

Agregó que toda la causa está basada en "suposiciones, especulaciones y prejuicios" y que "carece de argumentos fácticos y jurídicos", porque "no hay pruebas ni argumentos de derecho que sostengan el procesamiento".

"Primó la persecución política en vez de la razón, por eso hoy voy a presentar un escrito en el juzgado pidiendo que la causa sea elevado de inmediato a la instancia oral, porque la señora Kirchner quiere defenderse en el marco de un juicio oral y público", puntualizó.

Beraldi insistió en que, más allá de lo que haga el resto de la defensa, él pedirá inmediatamente que la causa dólar futuro sea "elevada inmediatamente a juicio oral, y rápidamente se ponga una fecha".

El juez Bonadio procesó el 13 de mayo a Cristina Fernández por supuesta "defraudación a la administración pública" como consecuencia de las presuntas pérdidas generadas al Estado por la operatoria realizada por el Banco Central, entre septiembre y noviembre de 2015, respecto a los contratos de mercados a futuro del dólar.

El viernes pasado, la expresidenta quedó al borde del juicio oral luego de que la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones porteña, con la firma de los jueces Eduardo Farah y Martín Irurzun, confirmara su procesamiento en la causa conocida como dólar futuro y el embargo de 15 millones de pesos.

Hay 14 procesados en la causa que deberán resolver si apelan o no la confirmación de sus procesamientos dispuesta en un fallo que llevó las firmas de los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah.

El Tribunal de apelaciones confirmó los procesamientos y embargos por el delito de administración fraudulenta, entre ellos los de la ex Presidenta, el exministro de Economía Axel Kicillof y el expresidente del Banco Central Alejandro Vanoli.

Ahora, todos los procesados tienen la chance de apelar ante la Cámara Federal de Casación esa decisión y, mientras tanto, Bonadio podrá resolver si da por cerrada la pesquisa e inicia el camino para elevarla al que sería el primer juicio oral contra la ex Presidenta.

La causa por la venta de dólar a futuro se originó a partir del crecimiento de venta de contratos en este mercado durante el segundo semestre del año 2015 a valores muchos más bajos de los que se transaban en el exterior.

En este sentido, el valor del dólar futuro en Argentina promediaba en el período referido los $ 10,60 por unidad, mientras que en los mercados del exterior se negociaba en la misma época a $ 15, y es la diferencia entre ambos valores lo que para la Justicia enmarca el delito investigado.

Bonadio habló sobre la causa

“Procesalmente no están dadas las cuestiones que hacen a una posible orden restrictiva de la libertad” de la ex presidenta, dijo el magistrado en declaraciones a radio Nacional, en las que aclaró que no hace “futurología” sobre el futuro judicial de Fernández de Kirchner.

Tras la confirmación de procesamiento del viernes en la causa por las operatorias de dólar a futuro del fin del mandato del Frente para la Victoria, Bonadio explicó que, ahora “hay que esperar que la Cámara realice las notificaciones que correspondan, con lo cual pasaran 1, 2 o 3 días mientras se hacen las comunicaciones de estilo, y luego el expediente principal volverá al juzgado”.

“Si no hay ningún planteo de las partes, se abrirá la última parte de la instrucción, se dará vista al fiscal para que realice la acusación formal de juicio, a las defensas para su último acto de defensa con toda la prueba reunida, y se proyecta el auto de elevación a juicio si correspondiere”, precisó el magistrado.

En cuanto a la posibilidad de que dicte una orden de detención para la ex Presidenta en el marco de ese expediente, Bonadio indicó que “plantear una de las medidas procesales más duras, que es la restricción de la libertad ambulatoria, es una medida que se utiliza sólo en contadísimas ocasiones y cuando no hay ninguna otra opción”.

Por otra parte, el juez federal fue consultado sobre las declaraciones que hicieron Fernando Esteche y Hebe de Bonafini en relación a los magistrados que actúen en contra de Fernández de Kirchner.

En ese sentido, Bonadio aseveró que no le “preocupa si están enojados o no” y añadió: “La verdad que no es mi tarea preocuparme de esas cosas”.

“Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de su palabras”, dijo el magistrado y agregó: “Yo sé que tengo que hacer, somos todos gente grande, que cada uno acepte o afronte las consecuencias”.

Informe: Télam

0 comentarios :

Publicar un comentario