sábado, 23 de julio de 2016

“NO TEMO EN ABSOLUTO IR A LA CÁRCEL"

Cristina Kirchner reconoció que podría terminar tras las rejas "por persecución judicial" y acusó al “partido mediático”. 
El caso López.

Cristina Kirchner recibió a periodistas extranjeros en El Calafate y denunció
una "persecución judicial" en su contra. (Foto: Reuters)
Nacionales - La expresidenta argentina Cristina Kirchner reconoció que podría terminar tras las rejas por las investigaciones de casos de corrupción en su Gobierno que se aceleraron en los últimos meses, a las que considera una "persecución judicial" impulsada por opositores a sus políticas.

En ese sentido, la exmandataria dijo que no teme "en absoluto" ir a la cárcel, y agregó: "Ser peronista en este país no es gratis", durante una entrevista en El Calafate concedida a seis periodistas de las cadenas Al Jazeera, de Qatar, y Telesur; del diario La Jornada, de México, de las agencias de noticias Reuters, del Reino Unido, y Sputnik, de Rusia, y de la página web nacional Nodal.

La exmandataria, que gobernó por dos períodos consecutivos entre 2007 y 2015, está bajo la lupa de la Justicia por supuestas irregularidades en varias causas judiciales separadas que se reactivaron después de que el presidente Mauricio Macri la reemplazó en diciembre.

Cristina fue recientemente procesada en una causa por operaciones financieras del Banco Central y ha sufrido embargos millonarios de bienes, en lo que ella considera una operación de jueces y grupos de poder que podría llevarla a la cárcel.

De acuerdo con la expresidenta, cuando su Gobierno resolvió enfrentar a grandes intereses económicos con sus políticas, sabía que ese podía ser uno de los desenlaces. "Cuando vos decidís estas cosas, está claro que uno de los riesgos es la cárcel", aseguró a Reuters tras enumerar una serie de medidas de su Gobierno.

"No me quejo. Cuando uno decide que los responsables del genocidio deben ser enjuiciados y recibir las penas por lo que hicieron, cuando se recuperan edificios como la ESMA para devolverlos a la memoria, cuando se decide recuperar la administración de los recursos de los trabajadores y que los trabajadores deben tener un salario que les permita vivir dignamente y motorizar la economía, está claro que uno de los riesgos es la cárcel y que lo persigan políticamente. Otro no tendría ese riesgo. Pero son los riesgos que se deben tomar, más allá de que ninguna de las causas (que son todas inventadas) tenga la más mínima entidad de condenar a nadie", dijo.

"Aplicando esta Constitución, estos procedimientos y estos códigos (jurídicos) de fondo, no tendría por qué haber ningún riesgo. Aplicando los códigos de la política en la Argentina, sí", añadió durante la entrevista, realizada en un quincho de su casa de El Calafate.

Además, Cristina dijo que podría recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) si persiste lo que llama la ofensiva judicial en su contra, de la que también responsabiliza a grupos mediáticos con los que siempre estuvo enfrentada.

La expresidenta también está imputada por lavado de dinero, en una causa en la que se investiga a exfuncionarios y a empresarios por presunto desvío de fondos públicos. "Que hay una persecución judicial me parece que es más que evidente. Y que además fue anunciada", dijo Kirchner.

"Si uno lee las crónicas periodísticas durante el último mandato mío en su totalidad (...) decían durante los últimos 3, 4 años que yo cuando abandonara el poder iba a tener serios problemas con la Justicia", dijo.

Caso José López

La exmandataria se refirió a su vez al caso del ex secretario de Obras Públicas José López, detenido e investigado por enriquecimiento ilícito, luego de haber sido encontrado por la policía intentando esconder bolsas con 9 millones de dólares en un convento en General Rodríguez. López fue funcionario de Cristina Kirchner.

"Me parece que lo que puede haber pasado con tal o cual exfuncionario, y no quiero minimizar nada, no quiero minimizar absolutamente nada, me parece que son episodios que también tienen que ver con lo que puede pasar en cualquier Gobierno", dijo Cristina.

"Pero también quiero decir que, escuchar a una persona que lleve el apellido Macri hablar de saqueo del Estado, hablar de la obra pública o hablar de determinadas cosas, realmente me parece una falta de respeto a la memoria y a la historia reciente de los argentinos", agregó.

También criticó a Macri por "las facturas de gas, que las tienen que pagar los k y los antik", y por Panamá Papers : "Alguien se imagina si me hubieran encontrado una cuenta en el exterior y yo hubiera dicho "no me había dado cuenta que tenía esa cuenta en el exterior". ¿Alguien me hubiera aceptado que dijera eso? Cuando apareció el tema de los "Panamá Papers" los propios periodistas alemanes decían que los periodistas argentinos estaban excitados porque pensaban que iban a encontrar a algún Kirchner. Y no encontraron a ningún Kirchner, ni los van a encontrar, no por lo menos a Néstor Kirchner, a Cristina Kirchner, a Máximo Kirchner o a Florencia Kirchner, en absoluto".

Sobre las tarifas, la ex mandataria dijo: "Ahora hasta les critican que usan el aire acondicionado o que prenden la estufa. Yo por lo menos nunca me enojé ni le critiqué a ningún argentino porque prendía la estufa o el aire acondicionado. Al contrario, fue durante nuestro gobierno que millones de argentinos se pudieron comprar el aire acondicionado. Fue durante nuestro gobierno que millones de argentinos pudieron renovar sus estufas, o tener estufas! O tener gas, o acceder al gas".

Paralelo con Dilma

La expresidenta trazó un paralelo entre su situación y la de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. "Se ve claramente la aparición de un 'partido mediático' que juzga públicamente, un 'partido judicial' que es como el espejo de ese partido mediático y un sector que interviene con estas dos patas fundamentales en la región", dijo.

"En el caso de Brasil se vio muy claramente la intervención de ese partido judicial. Aquí también se está viendo".

En su primer encuentro mano a mano con periodistas tras dejar el poder, Cristina Kirchner evitó precisar si será candidata en las elecciones legislativas del 2017 o en los comicios presidenciales del 2019.

Informe: Reuters

0 comentarios :

Publicar un comentario