sábado, 9 de julio de 2016

“Encontramos un Estado saqueado, devastado”

El presidente Macri dio un mensaje desde la Quebrada de Humahuaca durante la vigilia del Bicentenario 
de la Independencia.

El presidente Mauricio Macri dijo que se vio "obligado a tomar decisiones difíciles
que me dolieron mucho". (Captura de video)
Jujuy - En pleno festejo por el Bicentenario de la Independencia, el presidente Mauricio Macri habló desde la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, y se refirió a la difícil situación que vive el país: "Para evitar el abismo me vi obligado de tomar decisiones difíciles que me dolieron mucho. Si hubiese habido una alternativa, no habría tomado estas medidas, pero no la hubo".

"Encontramos un Estado saqueado, devastado y cada día nos encontramos con más cosas que nos indignan", señaló Macri y le pidió a los presentes y a todos los argentinos no tener "miedo" ni dejarse convencer "por esos que se enfermaron de poder".

Macri también recordó durante su discurso, que por momentos intentaba ser acalorado, que su Gobierno cuidó a todos los sectores con diferentes decisiones: "Hemos tomado medidas para los más vulnerables. Nos ocupamos de nuestros abuelos, aumentamos las asignaciones y pusimos tarifas sociales".

Antes de bailar al son de un carnavalito, Macri admitió que "la verdad a veces es dura", pero insistió en que se propuso "decirles la verdad" a los argentinos: "El camino fundamental es este. Porque la verdad es el respeto y ustedes merecen ser respetados".

Para finalizar el discurso, Macri se envalentonó y dijo: "Tenemos que saber escucharnos y trabajar en equipo. De esa forma vamos a solucionar la brecha entre el país que somos y el que queremos ser".

Con la mano en el corazón y al ritmo de la música el presidente saludó al público y gritó: "Vamos Argentina, viva la patria. Los amo".

Informe: LN

0 comentarios :

Publicar un comentario